Diseño de productos para provocar el deseo de compra

El diseño de productos es una pieza clave para provocar el deseo de compra. Todo comienza por el producto. La funcionalidad del diseño del producto (su valor agregado), su estética y la marca definen el éxito en la creación de un objeto de deseo para cada segmento.

Para poder comunicar el producto, que en ese momento representa la posibilidad de satisfacer algo que para el comprador todavía es una utopía, es fundamental la estética. Lo lindo vende, lo feo no.

La estética del producto es fundamental para que el hombre pueda asociarla con su utopía. Pero ese sólo hecho, de haberse logrado, lleva al comprador a preguntarse “quien lo dice”. “Cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía”. Ello hace que sea fundamental lograr una credibilidad inmediata. Ella está dada por la marca. Con ello queremos decir que producto que satisface una utopía del cliente sólo es creíble si hay una marca que lo respalda.

Por último, habiendo logrado que haya una presentación estética respaldada por una marca, el diseño en términos de valor agregado es lo que integra un concepto funcional del producto. El diseño es un arte, pero utilizarlo en términos publicitarios es darle una forma que permita al individuo pensar que va a lograr los objetivos que busca satisfacer.

El diseño presentado en términos de valor agregado permite, a través de los recursos que se utilicen, hacer deseable el producto en términos estéticos y sobre la base de la marca que lo respalda.

Más info: Acceda gratuitamente al libro “Antropología Unicista de Mercado” de Peter Belohlavek en español en GoogleBooks

Comité de Prensa
Heracles Sports

Si usted quisiera recibir mensualmente información sobre este blog, por favor regístrese aquí.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *