Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas

“En la realidad a los hombres los unen las debilidades y los separan las fortalezas”*. Por ello hace falta aclarar con mucho detenimiento qué es una debilidad, qué es una fortaleza, y de allí se desprende con mucha claridad cuáles son las oportunidad y amenazas que gobiernan una situación competitiva.

El análisis estratégico requiere de una acabada integración del manejo de los cuatro elementos que condicionan el punto de partida de una estrategia. El análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) tiene sentido cuando las conclusiones a las que se arriba son implementables.  En la realidad la mayor dificultad existe en la percepción de estos atributos de la realidad y las proyecciones que hacen los decididores sobre estos atributos que, cuando los hombres no están preparados, tienen un componente egocéntrico importante.

Del análisis de una situación competitiva surgen rápidamente algunas conclusiones que a simple vista parecen paradojales.

Las debilidades evidentes que se mantienen en el tiempo no son tales sino elementos antitéticos de una fortaleza o complementos de la misma.

Las oportunidades siempre vienen incluidas dentro de dificultades.

Las amenazas son tales cuando tienen una debilidad del otro lado.

Las culturas expansivas tienden a mirar todo desde las fortalezas y las oportunidades.

Las culturas contractivas tienden a mirar todo desde las debilidades y las amenazas.

El éxito de una competencia consiste en encontrar los puntos débiles del competidor.

El éxito de una defensa ante un ataque competitivo consiste en conocer los propios puntos débiles.

Las amenazas minan la moral de los hombres débiles.

En estrategias competitivas, quien tenga el tiempo a favor tendrá una ventaja sustancial.

Cuando se duda delante de una oportunidad, ésta se pierde. Las señales para detectarla son ambiguas.

La debilidad del yo es el principal obstáculo para ver las oportunidades.

Quienes inicien un análisis FODA simplemente para cubrir una etapa de una evaluación estratégica, habrán perdido lastimosamente su tiempo. Para hacer un adecuado análisis hay que tener en mente la acción a ejecutar. Es decir la síntesis. El análisis FODA es una herramienta valiosa para clarificar un rumbo de acción. Pero es una herramienta que lleva a confusión si no se pretende actuar. Esperamos que quienes encaren con relativismo el análisis puedan encontrar las diferencias entre cada uno de los elementos ya que son altamente sutiles.

*Sobre la base de un extracto del libro “Lógica de los Mercados” de Peter Belohlavek .

Si usted quisiera recibir mensualmente información sobre este blog, por favor regístrese aquí.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *