Haga negocios negociando

Toda situación de cambio, de acción, de vida, implica la existencia de un conflicto. Este conflicto puede ser explícito o implícito. Sin conflictos, no hay negociación ni evolución.

Un proceso de aprendizaje es un conflicto interno para el que aprende. Tiene en su mente una negociación entre un conocimiento nuevo y uno anterior.

Pensar que el conflicto no existe es negar la vida misma. Sólo fuera de la vida no hay conflicto.

Negociar es en definitiva el camino para la resolución pacífica de conflictos.

Cuando la negociación falla es cuando se pierde un objetivo o se inicia una guerra.

Desde un punto de vista estructural los conflictos pueden definirse en base a las relaciones que existen entre las partes. De allí resulta que la negociación sólo se da en una relación entre pares.

El objetivo de una negociación es llegar a un conflicto de evolución para lo cual tienen que cumplirse una serie de etapas.

Etapa 1: Conflicto de autoridad
Etapa 2: Conflicto de involución
Etapa 3: Conflicto de evolución

A partir de encontrar la complementariedad comienza un período estable de conflictos de evolución cuyo equilibrio se rompe cuando alguna de las partes siente que ya no recibe nada de la otra. En ese caso vuelve a aparecer la etapa 1 de la negociación, es decir que se hace necesaria una innovación en la relación.

Comité de Prensa
Heracles Sports

Si usted quisiera recibir mensualmente información sobre este blog, por favor regístrese aquí.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *