Innovación: todos la piden, pocos la quieren

“Un vendedor de zapatos va a visitar una tribu de aborígenes en el medio de la selva. Vuelve a la ciudad y manda un fax. “No hay negocio, los aborígenes no usan zapatos”.

Otro vendedor de zapatos va a visitar una tribu de aborígenes en el medio de la selva.
Vuelve a la ciudad y manda un fax. “Gran negocio, los aborígenes no usan zapatos”.

*¿Quién tiene razón?

Introducir nuevas tecnologías, nuevos productos, nuevos servicios al mercado es y será cada día más frecuente. El hecho de que la tecnología ha entrado en un espiral de desarrollo mucho más veloz cada día, hace que la oferta de productos esté cambiando todos los años. El ciclo de vida es cada vez más corto, y en esa velocidad es fundamental comprender las variables que definen el éxito de la innovación, para determinar cuándo utilizarla, y cuándo no.

Cuando se da una alta influencia en relación al nivel de innovación propuesta, el producto se hace creíble, pero recién pasa a ser comprable cuando la influencia o marca está relacionada en sus atributos a la necesidad que satisface.

La innovación es un elemento paradojal, todos la piden y pocos la quieren.

* No hay negocio, los aborígenes no usan zapatos. Para cambiar los hábitos primero hay que “sembrar tachuelas”. Después talvez se vendan zapatos.

Comité de Prensa
Heracles Sports

Sobre la base de un extracto del libro “Lógica de los Mercados” de Peter Belohlavek. Acceda gratuitamente a un abstract sobre la Ceguera a la innovación publicado por The Unicist Research Institute:
http://www.unicist.org/es/papers/innovation_blindness_es.pdf

Si usted quisiera recibir mensualmente información sobre este blog, por favor regístrese aquí.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *