La estética en los negocios

La estética es el inicio y el sostén de la adaptación al medio. Es el motor desde donde comienza la relación con el mundo exterior.

El propósito de  la estética es completar a otro, es decir, en lo más profundo es un complemento funcional para el destinatario de la estética. Es el elemento más visible del Standard Unicista.

Los polos opuestos se atraen; es el complemento profundo lo que determina la completitud, el cual se encuentra en pugna todo el tiempo con la funcionalidad que este produce. La cual, por un lado, ataca al complemento para desestabilizarlo y a la vez le da sentido afirmándolo, en un marco de profunda atracción.

Completa porque es lo que al individuo le falta estructuralmente, funcionalmente, por ello genera sentimientos ambivalentes ya que aceptar el complemento con el objeto implica primero aceptar su propia disfuncionalidad.

Sus comentarios son bienvenidos.

Comité de Prensa
Heracles Sports

Si usted quisiera recibir mensualmente información sobre este blog, por favor regístrese aquí.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *