Límites de la percepción: Empatía y simpatía en los negocios

En la venta la percepción y la capacidad de generar empatía y simpatía con los segmento objetivo son clave a la hora de multiplicar el mercado.

Los límites de la percepción de los individuos son establecidos a partir de sus estructuras cognitivas, que le aseguran un determinado bienestar y el uso de la mínima cantidad de energía para lograr este objetivo.

Esto límites están definidos por :
-La empatía proyectiva
-La simpatía emocional

La empatía proyectiva

Es el mecanismo de “ponerse en los zapatos del otro”. Implica el uso de la frase “Si yo fuera usted…”.  Esto establece los límites de lo que un individuo puede introyectar. Esta proyección establece los límites más profundos de lo que una persona puede o no creer.
La empatía proyectiva establece los límites de seguridad para que el hombre opere.

Simpatía emotiva

Este es el mecanismo para influir en otros a que se sientan bien. Este mecanismo usa la seducción y no una influencia activa.
De esta forma al usarse la simpatía emotiva se genera una aparente influencia. Esta influencia usa el compartir debilidades análogas subjetivas con otros en lugar de dar soporte objetivo.

Un buen hombre de negocios es empático y simpático. Pero la empatía y la simpatía no se estudian en la facultad, se aprenden a partir de tener interés y horas de vuelo.

*Sobre la base de la traducción de un extracto del libro “Unicist Object Driven Negotiation” de Peter Belohlavek.

Acceda o demande un Unicist Tweetinar sobre esta materia en:
http://www.academic.unicist.org/es/unicist_tweetinars.shtml

Conozca la tendencia del uso de soluciones de base ontológica para los negocios:
http://www.unicist.net/es/obs.shtml

Compartir:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *