Publicidad: equilibrio entre exclusividad y participación

La participación del potencial comprador es lo que le permite integrar el producto con la acción de impacto de la publicidad que naturalmente genera rechazo. Para que este rechazo no actúe hace falta un nivel de participación previo alto.

¿Este producto/servicio para mí? ¿Qué dirán si lo tengo? ¿Podré manejarlo? ¿No excede mis posibilidades?

Esta accesibilidad requiere ser presentada haciendo sentir al potencial comprador que todas las preguntas se contestan en forma favorable.

Resuelta la accesibilidad en forma positiva llega a la mente del potencial comprador la duda. Este es el momento que se satisface por la credibilidad del mensaje. Cuando hay confianza las dudas se minimizan. Por lo tanto, lo que se espera es que el mensaje sea generador de confianza en el individuo que lo recibe.

Resuelta la credibilidad nace o no el deseo de pertenecer o poseer al bien o al servicio. Cuando este deseo se alcanza es que comienza el desarrollo de la acción de participar. Participar es sentir que el producto o servicio es accesible, confiable y que lo quiera hacer mío o integrarme a él.

La participación permite encontrar elementos comunes entre las personas. Facilita el camino para ser parte de algo. Pero hay que tener en cuenta que cuando la participación es alta el valor se debilita. El equilibrio entre participación y exclusividad es inestable pero es clave en la comunicación.

Comité de Prensa
Heracles Sports

Sobre la base de un extracto del libro “Lógica de los Mercados” de Peter Belohlavek. Acceda gratuitamente a un abstract sobre la Ontología de la Publicidad publicado por The Unicist Research Institute:
http://www.unicist.org/es/papers/ontology_advertising_es.pdf

Si usted quisiera recibir mensualmente información sobre este blog, por favor regístrese aquí.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *