Rodéese de hacedores

Rodearse de hacedores es un gran negocio que sólo puede aprovechar otro hacedor.

A un hacedor se lo reconoce por sus obras. El hacedor tiene autocrítica, lo que hace posible la mejora continua para hacer la próxima obra en forma diferente y mejor a la anterior.

Los hacedores son básicamente individuos que producen sus obras basados en su necesidad de autorrealización y estima. Estas necesidades establecen las condiciones necesarias para hacer las obras. No dudan en encontrar cualquier camino para desarrollar una solución.

Algunas veces se ve a los hacedores como adictos al trabajo. Pero en realidad son adictos a la obra. El trabajo es para ellos un pasatiempo. El valor no está en el trabajo sino en la obra.

Los hacedores discuten soluciones buscando fundamentos, los pseudo hacedores, en cambio, discuten “egos” usando justificaciones. Por eso es que los hacedores son aprendedores natos y multiplicadores en una organización.

Acceda gratuitamente al e-book “La Naturaleza de los Hacedores” desde nuestra biblioteca: haga clic aquí.

Comité de Prensa
Heracles Sports

Si usted quisiera recibir mensualmente información sobre este blog, por favor regístrese aquí.

Compartir:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *